GRATUIDAD Y FINANCIAMIENTO

El CFT San Agustín tiene muchos beneficios.

Como estudiante del CFT San Agustín, te formarás en una institución cuyos mecanismos de aseguramiento de la calidad, y sus resultados, están acreditados por la Comisión Nacional de Acreditación de Chile por un período de 5 años, hasta diciembre de 2023. Gracias a esto, podrás acceder a financiar tus estudios con recursos estatales a través de becas y beneficios estudiantiles, como la Gratuidad, que requiere una acreditación mínima de 4 años.

Gratuidad

Como institución acreditada y sin fines de lucro, estamos adscritos a Gratuidad. Esta financia el 100% del valor de la matrícula y el arancel durante el período de duración formal de la carrera a todos los estudiantes egresados de la enseñanza media chilenos o extranjeros que la hayan cursado y rendido en Chile o que cuenten con residencia definitiva y que pertenezcan al 60% más vulnerable de la población.

Más información sobre la Gratuidad →

Becas del Estado

Las becas te permiten, gracias al apoyo del Estado, financiar parte del costo de tus estudios, cubriendo una parte o el total del arancel anual de tu carrera y, en algunos casos, de la matrícula.

Conoce las becas en beneficiosestudiantiles.cl ↗︎

Crédito con Garantía Estatal (CAE)

El crédito con garantía estatal es un préstamo donde el Estado sirve de aval ante la institución financiera que lo otorga y que te permite financiar tus estudios. Una vez que egreses o te titules, debes devolver los recursos en cuotas que no excederán al 10% de tu renta líquida y en un plazo que nunca será mayor a 15 años, ya que pasado ese período el remanente de tu deuda se condonará. Además, si estás cesante el pago de las cuotas se suspende hasta que encuentres trabajo nuevamente.

Más información sobre el CAE en ingresa.cl ↗︎

Pago en cuotas

Si no accediste a Gratuidad, CAE o becas del estado, puedes pagar el arancel al contado o pactarlo en 10 cuotas sin interés, que serán cobradas mensualmente entre los meses de marzo y diciembre de cada año.

Conoce los aranceles →