fbpx

Carta de bienvenida del rector

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nuestra institución de educación superior está en un proceso de cambio tal como lo está nuestra sociedad, buscando una justicia social donde la educación sea accesible para todo aquél que aspire a desarrollarse y, a través de ello, construir un mejor futuro para sí mismo, su familia y la sociedad chilena.

Ello nos ha motivado a que, este año, hayamos incorporado la provincia de Curicó a la cobertura geográfica de nuestro proyecto educativo, mediante la instalación de una sede en la capital provincial, así como nuevas carreras que no sólo dan respuesta a necesidades productivas de la región del Maule, sino que, además, a los desafíos y oportunidades de un mundo globalizado que enfrenta y demanda nuevos escenarios laborales.

Del mismo modo, este cambio es también un proceso que se nos pide hacia el interior; el tener siempre presente que el CFT San Agustín es una institución que, más allá de su estructura y recursos, es un medio para la concreción de sueños, de proyectos personales de cada estudiante. Y que, por lo tanto, esta responsabilidad que tenemos con cada uno de ustedes debe ser lo que nos motive, todos los días, a hacer bien lo que teníamos planificado realizar, como asimismo a reconocer aquello que podemos hacer mejor para ponerlo como desafío del día siguiente.

Sin embargo, este compromiso de mejora es también para toda la comunidad, para el entorno que nos acoge, para la región donde nos situamos. Por ello, los nuevos y antiguos estudiantes deben sentirse comprometidos en la responsabilidad que todos tenemos, de que el cambio para un Chile más justo y solidario debe partir de nuestro ámbito de acción: la formación educativa que se recibe y se entrega en nuestro centro de estudios. Al poner en práctica estas nuevas habilidades, destrezas y capacidades que hemos adquirido, en la interacción que tenemos con nuestra familia, trabajo y entorno, estamos abriendo nuevas oportunidades de desarrollo e inclusión efectiva a todos los miembros de la comunidad.

Por lo tanto, los recibimos este año con esperanza y alegría. Nos hemos preparado para que este año sea una experiencia grata pero también de permanente mirada de cómo podemos aportar a nuestro entorno cercano y de cómo participar activamente el desarrollo de las comunidades en que estamos insertos.

Fraternalmente

Sergio Morales Díaz

Rector