fbpx

Proyecto presentado por el CFT San Agustín resultó el mejor evaluado a nivel nacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El Ministerio de Educación adjudicó más de 280 millones de pesos a un proyecto del CFT San Agustín, que incorporó la temática de género como centro de acción y resultó ser el mejor evaluado del país. Durante el proceso, 52 proyectos fueron declarados admisibles por la entidad gubernamental y 16 de ellos resultaron seleccionados.

El Centro de Formación Técnica San Agustín, a través de este proyecto, se ha querido poner a la vanguardia en una temática que, actualmente, está presente en todos los ámbitos de la sociedad y que busca terminar con todo tipo de discriminación contra la mujer. Para la Vicerrectora Académica, Yessica Gómez, quien encabeza el proyecto, el desafío es incorporar una política de género en el ADN institucional, que incluya a los estudiantes, funcionarios y toda la comunidad educativa.

El proyecto postulado por la vicerrectoría académica se adjudicó 282 millones de pesos y fue el mejor evaluado a nivel nacional. Gómez atribuye la alta calificación a dos factores que habrían jugado a favor, señalando que “por un lado, nos focalizamos en poner el acento en lo que el Ministerio quería, que era abordar en algún punto el tema de género y nuestro proyecto estaba enteramente enfocado en esa temática. En segundo lugar, nuestra mirada técnica, que es consecuencia de años postulando y adjudicándonos proyectos, lo que nos ha permitido ir refinando la forma en que los presentamos, ejecutamos y medimos su impacto”.  

El proyecto, presentado bajo el nombre de “Instauración de la perspectiva de género en todo el actuar institucional, que instale las bases de una cultura de género y no violencia, e incidencia temprana en comunidades educativas de los distintos territorios donde están nuestras sedes, entregando una experiencia educativa, que les muestre las oportunidades que otorgan carreras masculinizadas”, supondrá grandes desafíos para toda la institucionalidad.

La vicerrectora académica explicó que para llevar a cabo esto se creará, entre otras cosas, una Unidad de Género dependiente de la Secretaría General, para dar fuerza a esta política, a través de mecanismos sistematizados en todas las sedes y en casa central. Además, agregó que “ya se han identificado buenas prácticas a nivel nacional en este ámbito, las que se podrán implementar y una vez que esté instaurada la política, haremos vigilancia de su cumplimiento”.

Dentro del proyecto, además, está contemplado como uno de los objetivos, desmitificar carreras que históricamente han estado asociadas a lo “masculino”, para lograr aquello la Vicerrectora explicó que “tenemos carreras muy del lado femenino, como técnico en enfermería y otras muy masculinizadas como topografía, o redes eléctricas, ese cambio cultural debe venir desde abajo, desde la casa, desde la educación básica y media. Vamos a crear maletines didácticos para hablar de las carreras en los colegios, pero de manera lúdica y a preparar a un grupo de personas para sensibilizar a los estudiantes y contribuir a desmitificar carreras consideradas masculinas”.

Sin duda un proyecto que en cada una de sus etapas significará un paso más hacia la equidad de género.