fbpx

CFT San Agustín acuerda con Consejo Nacional de Educación recibir a estudiantes del CFT Alfa para que puedan concluir sus estudios

La medida permitirá que los estudiantes de Contabilidad y Administración de Empresas, que se acojan al convenio, puedan terminar sus procesos formativos y obtener el título técnico de nivel superior en el Centro de Formación Técnica San Agustín.

El Consejo Nacional de Educación (CNED) y el Centro de Formación Técnica San Agustín formalizaron un acuerdo que permitirá a estudiantes del CFT Alfa de Constitución continuar con sus estudios, esto tras al cierre y la revocación del reconocimiento oficial de esta última institución educativa, debido a una serie de faltas administrativas detectadas por el organismo fiscalizador. El acuerdo permitirá que estudiantes de Contabilidad y Administración de Empresas, que se acojan al beneficio, puedan terminar sus procesos formativos, respetando su avance académico por vía de convalidación o reconocimientos de aprendizajes previos.

El presidente del Consejo Nacional de Educación, Pedro Montt Leiva, explicó que “ante la urgencia que manifestaron algunos estudiantes del CFT Alfa, debido a la situación de dicho plantel -que se encuentra en etapa de cierre, pero que no ha sido asumida por sus autoridades ni sostenedor de la manera responsable que corresponde-, resultaba evidente la dificultad de garantizar una culminación ordenada y en los tiempos necesarios de sus estudios. Por ello, buscó apoyo en el CFT San Agustín para que éste, en su calidad de institución de educación superior de vasta trayectoria y probada calidad, ubicada en la misma región que el CFT Alfa, revisara la situación de cada estudiante interesado y los admitiera con el fin de asegurarles su continuidad de estudios”.

Asimismo, agregó que “el Consejo encontró en el CFT San Agustín una inmediata y generosa acogida, una disposición para el trabajo y un compromiso encomiable con los estudiantes afectados y con el sistema de educación técnico profesional. Esto debo resaltarlo, ya que una institución seria y de calidad, como el CFT San Agustín, voluntariamente concurrió con su aporte a la búsqueda de una solución”.

Frente a este problema, el presidente del CNED indicó que el actual contexto de la Educación Superior chilena –dada la Ley 21.091- ha incrementado las exigencias a las instituciones educativas, por lo que es preocupación central del Consejo Nacional de Educación que las instituciones que están sometidas a los procedimientos que administran, transiten hacia la mejora continua. “El nuevo escenario regulatorio plantea una serie de desafíos, no solo para las agencias estatales, sino que principalmente para las instituciones de educación superior. Sin duda, se busca mover los niveles de calidad, incrementando las exigencias y considerando la acreditación como un proceso obligatorio y con fuertes consecuencias para las instituciones”.

Igualmente añadió que si bien, la situación del CFT Alfa fue particular, dada la precariedad y deterioro institucional, no es fácil vaticinar lo que depara el futuro en esta materia. “Se puede esperar que se produzcan varios reacomodos o recomposiciones del sistema en diversos ámbitos, uno de ellos podría ser la variación a la baja del número de instituciones de educación superior”.

Al respecto, el rector del CFT San Agustín, Sergio Morales Díaz, señaló que esta consideración por parte del Consejo Nacional de Educación da cuenta del nivel que ha alcanzado su plantel. “Las sucesivas acreditaciones que hemos obtenido y el crecimiento logrado durante el último quinquenio, son el reflejo de nuestro desarrollo y madurez, dejando claro que somos una institución confiable, creíble, sostenible y que está preparada para ser un actor de cambio”.

Igualmente, el rector Morales destacó la posibilidad de trabajar con los estudiantes del CFT Alfa, que no recibieron el proceso educativo, como una oportunidad de relacionarse con el entorno. “La iniciativa busca generar una acción de vinculación con el medio desde una perspectiva de servicio hacia la comunidad, pudiendo ser un actor de valor. Sólo podemos serlo si estamos dispuestos a reconocer que las oportunidades no sólo deben ser encontradas por nosotros, sino que pueden ser presentadas por terceros”.

Precisamente, Montt recalcó la vocación y el compromiso del CFT San Agustín con las necesidades del entorno regional y, principalmente, con los estudiantes que se encuentran desprotegidos. “Sin duda el esfuerzo desplegado da cuenta de una preocupación por asegurar que las y los estudiantes que recibe, obtengan una formación de calidad y, como tal, revela una vocación y compromiso por su región y por sus estudiantes, especialmente aquellos que se encuentran desprotegidos por la falla repentina de su institución de origen. Es una señal potente y de fuerte vinculación con el medio, el hecho que, haciéndose cargo de una problemática como esta, la Región del Maule pueda contar con técnicos con una excelente preparación para atender las crecientes necesidades de su gente y territorio”, destacó.