fbpx

CFT San Agustín gestionó la entrega de 16 mil plantas de quillay

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

La granja agroecológica “Siembra vida” fue el lugar escogido para realizar una importante ceremonia, en el marco de las acciones que lleva a cabo la Dirección de Calidad, Análisis y Desarrollo Institucional junto con otras instituciones. En la oportunidad, se formalizó la entrega de más de 16 mil plantas de quillay a los integrantes de la Mesa Apícola del Maule por parte de Fundación Reforestemos.

La instancia contó con la participación de la Seremi de Agricultura, Carolina Torres; el rector del CFT San Agustín, Sergio Morales; el director Comercial de Fundación Reforestemos, Cristóbal Rebolledo, además de pequeños y medianos productores apícolas. La iniciativa está orientada en apoyar las labores de reforestación de las zonas dañadas por los incendios forestales del verano de 2017, lo cual dañó cerca de 12 mil colmenas en el Maule.

En la oportunidad, la secretaria ejecutiva de la Mesa Apícola, Claudia Hasbún, fue la encargada en recibir la importante donación, quien agradeció el aporte. “Esto no sólo es una ayuda para reforestar el bosque nativo, ni tampoco sólo ayuda para el apicultor, ya que con esto se incide directamente en asegurar la producción de alimento para las generaciones venideras, dada la importancia de la flor de quillay en la producción de miel y alimentación de las abejas”.

Los representantes de Fundación Reforestemos, tras concretar la donación, realizaron una presentación donde abordaron el cómo plantar los árboles nativos y sus cuidados, entregando recomendaciones a los beneficiarios.

Posteriormente la encargada de la Unidad de Innovación, Marisol Lillo, expuso los detalles del apoyo brindado por el CFT San Agustín, junto con la oferta de perfeccionamiento, capacitación, servicios e investigación que tiene esta casa de estudios superiores.

Al respecto, el rector del CFT San Agustín, Sergio Morales, destacó la labor realizada y su vinculación con el desarrollo de la pequeña y mediana empresa. “Nuestro foco es formar personas, pero también avanzar hacia trabajar en la innovación, en la mejora productiva, en la articulación y la formación que se necesita para hacer un Maule fuerte, con el fin de ser artífices de la transformación y del desarrollo de las comunidades donde están insertos”.

De esta forma se articuló esta donación de 16 mil plantas de Quillay para los productores pertenecientes a la Mesa Apícola del Maule, la cual congrega a cinco agrupaciones y 33 particulares de la industria.