fbpx

CFT San Agustín integra trabajo colaborativo con CFT ENAC y Universidad Católica del Maule

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Instituciones de Educación Superior implementan trabajo conjunto con centralidad en el estudiante, a través de la firma de convenios orientados a la articulación de carreras y colaboración en gestión institucional.

La generación de trabajo colaborativo, con una clara centralidad en el estudiante, entre casas de estudios superiores que comparten valores similares, dado su carácter de instituciones creadas al alero de la Iglesia Católica, es el objetivo central de los convenios de colaboración firmados entre el CFT San Agustín, la Universidad Católica del Maule (UCM) y el CFT ENAC.

A mediados de octubre, la UCM y el Centro de Formación Técnica San Agustín firmaron un convenio de continuidad de estudios para que los titulados de las carreras de Técnico en Topografía, Contabilidad General y Técnico en Automatización y Control Industrial de este último puedan articular estudios universitarios en las carreas de Ingeniería en Ejecución en Geomensura, Contador Auditor – Licenciado en Auditoría e Ingeniería en Automatización y Control, respectivamente.

Esta alianza fue fortalecida el martes 7 de diciembre, cuando una delegación del CFT ENAC se trasladó hasta Talca para firmar dos convenios marco, uno con la UCM y otro con CFT San Agustín. El primero, fruto de conversaciones iniciadas hace un par de meses. El segundo, la concreción de una colaboración de larga data.

El Rector del CFT San Agustín Sergio Morales, recordó que con la UCM se ha ido avanzando progresivamente, desde la firma de un convenio en la primera década del siglo, “que ha permitido que en los últimos años se haya logrado avanzar significativamente en la articulación de algunas carreras, lo cual se condice no solo con las políticas públicas, sino que, por sobre todo, con el anhelo que tiene la región de que las instituciones de educación superior estén al servicio de las comunidades. Y tanto la UCM como nosotros hemos entendido ese llamado a través de procesos formativos que les permitan, a aquellos alumnos que terminan una carrera técnica, no ponerse techos o límites, sino que construir sus itinerarios de desarrollo en función de las oportunidades laborales que tengan, pero también en función de sus deseos y aspiraciones que se puedan encausar en esta casa de estudios superiores”.

“Este mismo trabajo –prosiguió– abrió la posibilidad de que otra institución de educación superior, con una orientación valórica equivalente a la UCM y al CFT San Agustín, conociera la idea y también pudiera rubricarlo a través de un convenio. Pero, sobre todo, viene expandir este trabajo que tienen la Iglesia y estas tres instituciones de buscar el bienestar de nuestras comunidades más allá del egreso, encontrando oportunidades que permitan articular, desarrollar y ser un actor permanente de la sociedad a través de la educación”.

Por su parte, el Rector del CFT ENAC, Jorge Menéndez, quien destacó que con el CFT San Agustín existe una larga tradición de apoyo mutuo de dos instituciones muy cercanas, lo que implica que el convenio firmado en esta ocasión vino a ser la formalización de una larga tradición de colaboración, comentó que las tres casas de estudios comparten valores comunes, que están en la base de la formación de sus estudiantes, lo que de alguna manera hace que esta alianza tenga un sentido identitario mucho más profundo. “Desde esa perspectiva, nosotros queremos también iniciar un camino de colaboración pensando particularmente en el beneficio para nuestras comunidades, especialmente nuestros estudiantes. Y, en ese sentido, lo que podemos hacer con instituciones de carácter universitario, es darle una posibilidad a nuestros estudiantes que prosigan sus estudios de modo que puedan llegar, incluso al nivel de doctorado, si es que es el caso. De esta manera, estas tres instituciones comienzan un camino de colaboración que va a tener una expresión muy larga”, comentó.

Centralidad en el estudiante que también destacó el Rector de la UCM, Diego Durán, quien señaló que se busca responder a la necesidad actual de continuidad de estudios. “Pero –prosiguió–, también hay interés de poder establecer una relación conjunta en términos administrativos y académicos, intercambio que sin lugar a dudas va a tener un elemento positivo que es contribuir con la experiencia de cada uno al desarrollo de lo que cada una de nuestras instituciones hace. Somos instituciones que nacen a la luz del cristianismo y, desde esa perspectiva, nos pone en una situación de reflexión también crítica en cómo podemos responder a los requerimientos nacionales, sociales y laborales que hoy día tenemos”.

Consultado sobre nuevas carreras que podrían agregarse a convenios de articulación de estudios, el rector Durán señaló que “yo creo que en el área de la salud tenemos un pendiente que tenemos que abordar con el CFT San Agustín y, en el caso de ENAC, tenemos que plantearnos también la variable de que es de Santiago, por lo que es un factor que tendrá que ser tomado en consideración al abordar la tarea”