fbpx

Jornadas de apoyo y orientación para el proceso de legalización de migrantes haitianos se realizaron en las dependencias del CFT San Agustín

Con la intencionalidad de materializar el compromiso institucional sobre la responsabilidad social, la sede Talca Obispo Carlos González Cruchaga del CFT San Agustín albergó a más de 800 migrantes de nacionalidad haitiana, residentes en distintas regiones de Chile, que se encuentran en proceso de su legalización, y que acudieron hasta las instalaciones, del 25 al 27 de marzo, para realizar trámites relacionados con verificación de antecedentes penales, de identificación y obtención de pasaporte.

La convocatoria y recepción superó las expectativas de los organizadores, puesto que estas jornadas, que estaban planificadas para efectuarse entre las 09:00 y las 17:00 horas, debieron extender su horario de cierre.

La organización estuvo a cargo del Departamento de Extranjería de la Gobernación de Talca y contó con el apoyo de la Pastoral de Movilidad Humana en conjunto con la embajada de Haití. Por su parte, el CFT San Agustín contribuyó con el préstamo de sus dependencias para la realización de las actividades.

Al respecto, el Director de Formación e Identidad, Andrés Lyon, destacó la significación de estas jornadas para el CFT San Agustín, acciones que buscan concretar el compromiso de la responsabilidad social “estas actividades son relevantes para nuestra institución, ya sea que la acojamos nosotros o que la organicemos. Puesto que nos enfocamos en solidarizar con el prójimo y en esta oportunidad, el poder internalizarse en la realidad de los migrantes nos permite desarrollar esa área tan importante para nuestra casa de estudios superiores”.

El propósito inicial, de escoger la región del Maule como lugar de encuentro, fue el de congregar a migrantes de nacionalidad haitiana de distintas regiones del país, recibiendo personas desde Santiago hasta Puerto Montt. Y, gracias al apoyo de la Fundación Madre Josefa y voluntarios, lograron atender tanto adultos como a niños, estos últimos acompañados de sus respectivos representantes.

El éxito de estas jornadas constituye un precedente para las futuras instancias que se pretenden gestar a lo largo del país. Así lo mencionó Garly Joseph, Consejera de la Embajada de Haití, quién valoró el impacto que generó la difusión de esta actividad. Además, agradeció la cooperación del CFT San Agustín en la prestación de sus dependencias y el apoyo de la Dirección de Formación e Identidad para la realización de las actividades durante los tres días.

Por su parte, para la Coordinadora de la Pastoral de Movilidad Humana de Talca y funcionaria de la Dirección de Formación e Identidad del CFT San Agustín, Joyce Araujo, estas jornadas reflejaron la fraternidad intrínseca de la comunidad haitiana, afirmando que “nos sorprendió la disposición de tres migrantes de nacionalidad haitiana que concurrieron el día 25 y que luego nos acompañaron durante los dos días siguientes a fin de colaborar con sus compatriotas en esta significativa jornada solidaria”.