fbpx

La risa será la protagonista en el CFT San Agustín durante ciclo de autocuidado organizado para los trabajadores de la institución

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El nuevo “ciclo de autocuidado”, destinado a todos los trabajadores del CFT San Agustín, en sus cuatro sedes y su Casa Central, estará focalizado en la “risoterapia”, una técnica psicoterapéutica que busca beneficios mentales y emocionales por medio de la risa.

La compañía de teatro Walymai, con su propuesta “Que la risa sea la cura”, fue la encargada de dar inicio al nuevo ciclo de autocuidado dentro de la institución. La actividad, destinada al bienestar de los trabajadores del CFT San Agustín, es organizada por la Vicerrectoría de Administración y Finanzas y su unidad de Recursos Humanos y forma parte de una serie de acciones que se ejecutan durante el año, con el fin de promover un ambiente de trabajo grato y saludable, más aún en estos tiempos de pandemia.

Y precisamente, dada la contingencia por el coronavirus, actividades como este taller de risoterapia, se debió realizar vía zoom, una arriesgada apuesta, pero que logró generar un impacto igual de positivo entre los trabajadores, que si hubiese sido presencial. La Vicerrectora de Administración y Finanzas, Marisol Figueroa, señaló que “no podemos postergar actividades que son necesarias, como este taller, por estar en pandemia. Creo que con mayor razón debemos realizarlas, porque hemos estado sometidos a mucho estrés y escuchar la risa de todos, durante la actividad, fue muy gratificante”.

El actor de la compañía Walymai, Mauricio Cepeda, fue el encargado de explicar la dinámica del taller, la importancia de reír y reírse en grupo y como esta técnica puede ayudar a enfrentar los momentos difíciles de una manera más positiva. Además entregó consejos prácticos, ejercicios sencillos y técnicas de relajación, que ayudan a mejorar el estado de ánimo de una persona, señalando que “es bueno vencer el miedo ha hacer el ridículo, a veces hay que dejar de ser serios y darnos la libertad para reírnos, incluso de nosotros mismos”. El taller de “risoterapia” comenzó con los colaboradores de Casa Central, e irá realizando en todas las sedes del CFT San Agustín, durante el mes de julio. Marisol Figueroa reiteró que la prioridad para la institución, además de sus estudiantes, son los trabajadores porque “si queremos que todo funcione bien, alcanzar los objetivos que nos hemos planteado y seguir entregando educación de calidad, nuestra gente, nuestros colaboradores deben estar bien, contentos y felices. Solo así lograremos todo lo que nos propongamos en el futuro”.