fbpx

Las cuatro sedes del CFT San Agustín y su Casa Central contarán con desfibriladores externos automáticos para enfrentar emergencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La medida se adoptó luego de ser aprobada la Ley 21.156, que establece la obligatoriedad de disponer de desfibriladores externos automáticos en determinados recintos como centros de educación, instituciones, aeropuertos, terminales de buses entre otros, así como la obligatoriedad de capacitar a parte del personal en el uso del equipo.

Disponer de desfibriladores externos automáticos puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de una persona que se ve enfrentada a una emergencia y, por lo mismo, desde hace algún tiempo en nuestro país, su uso está normado por ley. Este es el motivo por el cual el CFT San Agustín adquirió cinco de estos equipos, los que serán ubicados en cada una de sus sedes y en su casa central.

La Prevencionista de Riesgo del CFT San Agustín, Katterin Carrizo, quien explicó que la adquisición de los desfibriladores está asociada, además, a una capacitación presencial impartida por profesionales de la empresa fabricante de los aparatos, detalló que “en total, serán 25 los funcionarios que serán capacitados y ellos serán los encargados de operarlos en caso de ser requerido. La implementación de estos dispositivos de emergencia es sumamente importante, porque permite estabilizar a la persona antes de la llegada de los servicios de urgencia”

Los cinco desfibriladores fueron adquiridos por la Institución, con una inversión cercana a los 10 millones de pesos, lo que incluye la adquisición de estos equipos y proceso de capacitación a colaboradores de sedes y casa Central.

Los funcionarios de las sedes de Talca, Curicó y Linares ya fueron capacitados y pronto se realizará la del personal de Cauquenes y casa Central.