fbpx

Rector presentó su cuenta anual en el marco de una nueva celebración del santo patrono institucional

En el marco de la celebración de San Agustín de Hipona, santo patrono de nuestra institución, se desarrollaron una serie actividades orientadas a conmemorar la figura de este líder cristiano, en las distintas sedes, cuyo acto central fue la primera cuenta pública institucional a cargo del Rector, Sergio Morales, llevada a cabo en la Sede Talca Obispo Carlos González Cruchaga, la tarde del miércoles 28 de agosto.

En su informe, el Rector destacó los hitos institucionales más relevantes del año 2018, comenzando con un balance de la matrícula total y de primer año, en el contexto de las cifras nacionales por tipo de institución, destacando la actual cobertura regional que tiene el CFT San Agustín, la cual alcanza a un 40% de estudiantes matriculados en Centros de Formación Técnica en el Maule que, a nivel institucional, y respecto del año anterior, representa un crecimiento de 12% por concepto de matrícula de primer año y de un 16% por matrícula total. Asimismo, abordó el perfil de ingreso de los estudiantes, donde destacó diversos ítems, como hecho de que 63% son mujeres, 66% son la primera generación en educación superior de su familia y el 42% trabaja y estudia a la vez, entre otros.

“Cada año –resaltó– logramos un alto nivel de preferencia por los servicios educativos y de apoyo que se han ido construyendo. Prospectamos el entorno productivo y ofrecemos nuevas carreras o rediseñamos las existentes, en lo que es un arduo trabajo donde debemos agradecer a los empleadores y a sus equipos humanos por su desinteresada participación y apoyo. Sin embargo, lo más importante, es que hemos construido un ecosistema social educativo en cada una de las sedes, que permite al estudiante sentirse reconocido, apoyado y valorado, lo cual nos ha permitido mejorar nuestros resultados de permanencia y éxito formativo”.

En ese sentido, abordó un indicador que es muy importante en la medición de la gestión docente en el sistema de educación superior, la retención al primer año, la cual alcanzó un 78%, casi 10 puntos sobre la media nacional. “Estas cifras –explicó– responden a un compromiso de trabajo paulatino realizado entre 2016 y 2018. Creemos que hay posibilidades para seguir mejorando, pero debemos considerar que cada vez será más complejo, ya que cada estudiante requiere de un modelo de seguimiento más personalizado, lo que significa un desafío”.

Otros de los ítems relevantes fue la titulación oportuna, cifra que refleja la eficiencia de la implementación de los planes de estudio, el cual alcanzó un 52%. Para complementar y explicar el logro de estas cifras, el Rector abordó el modelo de trabajo de la Unidad de Vida Estudiantil (UVE), uno de los focos de acción relevante desarrollado por el CFT San Agustín. “Las miles de atenciones que hacemos para poder lograr este efecto es un trabajo realizado desde que se instaló el modelo de apoyo y seguimiento en la UVE, el cual generó este desarrollo. No obstante, debemos buscar nuevos mecanismos que nos sirvan para mejorar las tasas de titulación y permanencia”, advirtió.

Junto con destacar las cifras de la UVE, como las atenciones psicológicas y tutorías en las tres sedes, se mencionaron los diversos beneficios con los que cuenta el CFT San Agustín para sus estudiantes, como el financiamiento, los servicios de alojamiento y de alimentación.

También se refirió al perfil de egreso y empleabilidad, la proyección concreta del impacto del proceso formativo en nuestros estudiantes y su aporte al desarrollo regional, donde hizo mención al aumento en la valoración de los empleadores de los procesos de práctica profesional y al incremento del porcentaje de empleabilidad al primer año.

Respecto a la Vinculación con el Medio, la máxima autoridad del CFT San Agustín indicó la cantidad de convenios establecidos con empresas, establecimientos de enseñanza media, instituciones de educación superior nacionales e internacionales, lo cuales llegan a 400. “Todo este actuar se hace en función de poder materializar nuestro proyecto educativo para poder recoger buenas prácticas, hacer trabajo colaborativo, trabajar en red y ponernos a disposición de las comunidades en las cuales intervenimos”, detalló.

“La acreditación de carreras e institucional nos entregan una fe pública, donde ojos externos nos presentan oportunidades de mejora y donde debemos seguir manteniendo y fortaleciendo lo que hacemos bien”, comentó el Rector Morales, haciendo hincapié en que son cuatro las carreras acreditadas y cinco las certificadas (en atención a que el proceso de acreditación de carreras está suspendido por algunos años, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Educación Superior, promulgada en mayo del año pasado). Destacó, asimismo, la acreditación institucional en gestión institucional y docencia de pregrado por 5 años, obtenida en el mes de diciembre.

Hacia el cierre de su cuenta, se refirió a los escenarios actuales y futuros que están tensionando el quehacer institucional, fundamentalmente dados por la Ley de Educación Superior, y que dicen relación con la Superintendencia de Educación, el modelo de acceso a la educación superior técnico profesional que comenzará a operar en un año más y los nuevos parámetros para la regulación de aranceles a las que estarán sujetas las instituciones en gratuidad desde el año 2022

El Rector destacó, en cada uno de los momentos de su cuenta, el cómo la responsabilidad de nuestro proyecto educativo se condice con los desafíos y necesidades del desarrollo regional, de sus familias, ofreciendo mayor calidad y más oportunidades de desarrollo, en un proceso constante de autoevaluación y comunicación con el entorno.

Al concluir, el Rector rindió un homenaje a Hugo Obrador Rousseau, miembro del directorio del CFT San Agustín que falleció a fines de junio pasado, destacando sus cualidades y talentos. “En esta institución todos somos importantes, y a su vez transitorios. Durante los 15 años que don Hugo estuvo en el directorio ayudó a construir todos estos resultados que hoy presentamos”, relevó.